N.O

LOS NIÑ@S

Hace unos 4 meses, recibimos una llamada tarde una noche de la Defensoria diciendo que nos iban a traer un bebé de 8 meses directamente desde el hospital a la casa. Así que nos trajeron nuestro dulce N.O. El llegó en un triste estado. Estaba MUY deshidratado y con un diagnóstico de amebas. Le dimos su tratamiento, pero tuvimos un par de días de miedo porque no estaba manteniendo nada. Estaba vomitando todo lo que le dimos. Estábamos a punto de llevarlo al hospital y pasar la noche con él allí para poder hidratarlo, cuando el Doctor de la casa vino y dijo que quería intentarlo. Así que se sentó con N.O. durante 3 horas alimentándolo con sus sales rehidratantes con una jeringa. Ha recibido los sales y desde esa noche hacia adelante ha sido un bebé diferente. Después de leer el informe de la Defensoria, sabemos que los vecinos fueron diciendo que el bebé moriría si no intervienen, sus padres son adictos al alcohol y las drogas y el informe dice que el padre era extremadamente abusivo. N.O. es el más cariñoso de todos los bebés. Él quiere estar en brazos todo el tiempo y no está contento hasta que por lo menos puede recostarse contra alguna parte de ti. N.O. cumplió uno en junio, y es un niño hermoso con tanta energía y amor.